Hoy denuncié, ante el Consejo de Europa, en Estrasburgo, las condiciones en que se encuentran retenidos en E.U.A. niños migrantes, así como la pérdida de vidas de algunos de ellos. Pedí la solidaridad de la Unión Europea a través de una declaración conjunta.